martes, 28 de diciembre de 2010

Deck

El término Deck se utiliza para nombrar la baraja o mazo de cartas con el que podremos jugar a Yu-Gi-Oh!
Los Deck deben cumplir unos mínimos requisitos, tienen que estar formados por no menos de 40 cartas y un máximo de 60. En ellos podremos utilizar una combinación de nuestras cartas preferidas teniendo en cuenta que de cada carta solo podemos usar un máximo de 3 copias iguales en el caso de cartas que no estén restringidas en el listado vigente de cartas limitadas o prohibidas. En el caso de ser cartas semi-limitadas solamente podremos usar 2 copias iguales, si estuvieran limitadas únicamente podremos jugar 1 sola copia en nuestro Deck y en el caso de estar prohibida no podremos usar esa carta.

Todo duelista crea sus propios Deck, o debería crearlos para poder así poder enfrentarse a otros duelistas con Decks únicos y personales, adaptados para jugar con la estrategia y el estilo de juego de cada uno. Muchas veces los duelistas suelen fijarse en Decks poderosos ganadores de los últimos torneos oficiales y los emulan o copian para jugarlos como propios, esto es completamente lícito, pero desde Substep4 pensamos que es mejor tener una gran variedad de Decks y que cada duelista forme su propia estrategia con las cartas que mas le gusten. Este Blog lo dedicaré también a mostrar tantas formas de construcción de un Deck como sea posible, intentando siempre demostrar que todas las cartas creadas desde el principio de la existencia de este juego, tienen su pequeño espacio y ubicación en algún Deck, y que podemos hacer incluso que nuestra estrategia de juego gire en torno a esa carta específica que nos gusta o a la que queremos dar importancia.
¿Cómo crear nuestro propio Deck?
Para empezar es importante pensar en los límites de cartas en él, intentaremos siempre crearlo con el mínimo de cartas posible, si podemos usar 40 cartas siempre será mejor que 44, aunque eso no significa que un Deck formado por 50 cartas no funcione bien, pero siempre serán excepciones y la estrategia tendrá un papel muy importante en esa decisión.
Tendremos que valorar quién determina las cartas que usaremos, podemos basarnos en una estrategia especial que hará que incluyamos una serie de cartas muy especificas para su funcionamiento y quizás no tenga una lógica aparente si no jugamos de un modo específico, o bien podemos basarnos en un equilibrio entre nuestras cartas, una forma de equilibrio podría ser 20 cartas de monstruo y 20 de cartas mágicas y de trampa, y en el caso de que el equilibrio no sea el adecuado decantar la balanza en pro de llevar mas monstruos que cartas mágicas o de trampa o al revés según nos convenga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario